No tienes productos en tu cesta.

Colchones de Calidad

Vamos a hablar de colchones de calidad en la salud, un tema primordial si queremos cuidar nuestro bienestar. el descanso después de un duro dia de trabajo es tan necesario como, por ejemplo, una buena alimentación. Es ahí dónde debemos poner especial cuidado a la hora de elegir como y dónde debemos dormir. Elegir los artículos de descanso y el espacio adecuados es esencial para que nuestro cuerpo se recupere y esté listo para rendir nuevamente tras su reparador sueño.

Hoy en día hay muchos tipos de colchones que nos van a ayudar a descansar correctamente: Tenemos colchones viscoelásticos, de mulles e incluso de látex. Saber elegir cual de ellos es el adecuado es fundamental pues una mala elección puede provocar el efecto no deseado.

La característica principal del colchón viscoelástico  es la firmeza media combinada con la adaptabilidad a nuestro cuerpo. Existen dos tipos, el espumado (con una entrada y salida del aire más rápida) y el moldeado (con una circulación de aire más lenta y una sensación viscoelástica mucho mayor) que podemos elegir. A gusto del cuerpo de cada uno.
B280472_strFNPicture1
También podemos elegir otro de los tipos de colchón más demandados en nuestros días: los colchones de látex. El látex es el material más elástico conocido y con una durabilidad muy grande. Colchones de este material puede durar perfectamente entre 7 y 9 años. Disponen de gran resistencia al hundimiento y al tocarlos notamos una agradable sensación. Si usted no soporta colchones duros el látex es una muy buena opción. Personas mayores con poca masa muscular eligen este tipo de colchón.

El principal problema de los colchones de látex es que al ser un producto orgánico (se extrae de la resina del árbol del caucho) necesita de unos cuidados de temperatura y humedad específicos.

Debemos tener cuidado con los colchones que son de látex sintético. Cuanto mayor sea la cantidad del producto sintético, mayor será el calor que pasemos con ellos. Ni que decir tiene que no tengamos en cuenta los colchones de látex 100% sintéticos.

Además del colchón que elijamos para nuestro descanso debemos de tener en cuenta otros aspectos del entorno dónde vamos a dormir. La calidad de aire es muy importante. Debemos tener en cuenta la humedad, la temperatura e incluso las partículas en suspensión. Las características de todos estos elementos no son las mismas para todas las personas. Hay gente que necesitará, por ejemplo, una mayor cantidad de humedad en el ambiente y sin embargo otros necesitarán de una mayor sequedad. Debemos consultar con un especialista sobre las condiciones ideales para nosotros.

En definitiva podríamos decir que no debemos elegir únicamente nuestro espacio de descanso atendiendo a factores como la luminosidad o las dimensiones de la habitación. Para poder decir que nuestro descanso ha sido un éxito tendremos que contar con temas tan importantes como el material del colchón, la temperatura, la humedad del aire, la orientación, la cantidad de partículas en suspensión y por supuesto, la luminosidad y espacio del habitáculo.

Descansar correctamente depende de nosotros. Si elegimos correctamente los elementos podremos asegurarnos un reposo adecuado para nuestro cuerpo. Ello repercutirá directamente en el resultado de nuestro bienestar físico y mental.

Deja un comentario