Consejos para prevenir accidentes en el hogar

El hogar, que en un principio es o debería ser un lugar seguro se convierte muchas veces en un espacio propicio para accidentes. Por ello, es importante disminuir al máximo las posibilidades de sufrir un accidente en el hogar, ya sea por la convivencia con personas mayores, con niños pequeños o por nuestra propia tranquilidad a la hora de movernos libremente y sin miedos en nuestra casa. Muchos de los accidentes caseros se producen de la forma más tonta y pueden evitarse fácilmente con un par de pautas para adaptar nuestra casa de la forma más segura y cómoda posible.

A continuación, te facilitamos algunos consejos que te ayudarán a prevenir los accidentes en el hogar y por lo tanto a mejorar tu calidad de vida:

Elimina todos los elementos que entorpezcan el paso y añade aquellos que ayuden a incrementar la seguridad.

– Es importantísimo tener la casa bien iluminada, sobre todo la habitación y el baño. Por si nos levantamos en plena noche, también es aconsejable contar con una pequeña luz en el pasillo que se mantenga encendida durante toda la noche.

– Los interruptores de luz deben estar en un lugar visible y al alcance de la persona mayor.

– Es recomendable que las puertas con cierre de seguridad se puedan abrir desde el exterior y que cuenten con un ancho mínimo de 80 centímetros.

– Los pomos de las ventanas deben estar a una altura accesible.

Quita todos los muebles que entorpezcan el camino, así como las alfombras para evitar tropezones.

– Sustituye la bañera por el plato de ducha y coloca agarraderos y alfombras antideslizantes dentro y fuera de la ducha.

– Por último, en la cocina coloca los utensilios más utilizados a mano y pon detectores de humo y gas.