No tienes productos en tu cesta.

Prepara tu casa para el calor

Ya se empieza a notar como los días se van alargando y las horas de sol aumentan a la vez que lo hace la temperatura dentro de nuestros hogares. Os dejamos varias ideas para mantener la casa fresca y mejorar la decoración de vuestro hogar:

- Usa las persianas

Nos encanta como método para decorar y refrescar el uso de persianas venecianas, que, además , decoran y combinan con todos los estilos decorativos.

Ya sea de estilo contemporáneo o tradicional, hay una persiana veneciana para tu casa:

persiana veneciana externa

Las persianas venecianas te permiten modular la luz natural y eliminar reflejos molestos, además de proteger tu privacidad de mejor manera que las persianas tradicionales.

Usando las persianas de manera eficiente puedes reducir la temperatura de tu casa hasta 9º C. Puedes incluir un sistema domótico que se encargue de hacerlo por ti cuando detecte la luz.

Puedes combinar su uso con el de toldos que igualmente puedes programar para que suban y bajen.

- Quita las alfombras

Si tienes alfombras es recomendable retirarlas en verano y cambiar las fibras sintéticas o la lana por fibras vegetales que absorben mejor la humedad y el calor.

- Decora con colores claros

Detalles como los muebles, los colores de las paredes o los sofás pueden influir mucho en la sensación térmica de una vivienda. Por ejemplo, los muebles de madera ayudan a regular la humedad de las habitaciones.

En cuanto a los sofás, mejor que sean de materiales naturales como el lino o el algodón. Si son de cuero, o peor aún, de piel sintética, es fundamental que utilices una funda.

En cuanto al color, escoge colores claros tanto para muebles, cortinas, estores o paredes. Absorben menos calor y reflejan mejor la luz, si bien hay que buscar un equilibrio con cierta cantidad de colores oscuros para conseguir una instancia cómoda desde el punto de vista visual.

- Rodéate de plantas

El agua, al evaporarse, hace bajar la temperatura del ambiente. Aprovecha este recurso que te da la naturaleza y, si tienes terraza o jardín, regarlo te ayudará a reducir la temperatura un par de grados. Utilizar especies adaptadas a la climatología del lugar permitirá no consumir agua de riego en exceso.

Si tu vivienda no dispone de un espacio amplio en el exterior que sea posible remojar, una solución puede ser colocar plantas y maceteros en las ventanas, que al absorber los rayos de sol crearán una película de frescor que el aire esparcirá por la estancia en la que se encuentre. Como comentario, las plantas con flores transpiran más por sus hojas que las que no las tienen.

Plantar enredaderas también da muy buen resultado porque crea una capa de vegetación en la fachada que hace las veces de aislante natural. Si la trepadora es caduca permite aprovechar los rayos de sol del invierno, y si se regula su implantación y crecimiento mediante celosías o elementos similares se impedirán posibles efectos contraproducentes en las fachadas y  revestimientos.

Igualmente, si tienes árboles es preferible que sean de hoja caduca, así dejaran pasar el sol en invierno y te darán sombra en verano.

Deja un comentario