¿Qué colores elegir para pintar una casa?

Cuando estamos pensando en pintar una habitación, es importante tener en cuenta su tamaño y el propósito que le vamos a dar, además de nuestro gusto personal. También debemos asegurarnos de que el color escogido combine con los muebles, cortinas… etc. que ya decoran nuestro hogar.

En la amplia paleta de tonalidades que podemos encontrar en el mercado, existen colores más apropiados que otros para decorar determinadas estancias de nuestro hogar:

Los colores cálidos como el rojo, amarillo o naranja producen un efecto acogedor. El rojo es ideal para la entrada de tu casa, el comedor o la cocina. El amarillo es el tono perfecto para iluminar habitaciones con escasa luz, y el naranja, que transmite comodidad, puede ser un buen color para una habitación.

Por otro lado, están los colores fríos que abarcan los tonos azulados, verdosos y violetas. El azul, con propiedades relajantes, es un color muy utilizado para pintar habitaciones. El verde, color que simboliza la naturaleza, puede ir muy bien para el comedor o la cocina, y los tonos violetas  transmiten serenidad, por lo que van muy bien en estancias como la sala de estar.

Por último, encontramos los colores neutros que comprenden el blanco, el gris y el negro. Combinando unos con otros, el resultado es sofisticado y contemporáneo; la elección ideal para prácticamente cualquier habitación.

Para terminar, un último consejo: si estás pensando en comprar el color preparado, adquiere un tono más claro que el elegido, pues la pintura parece más oscura sobre papel.