No tienes productos en tu cesta.

Reparar un cristal para chimenea o estufa

Pronto empezará el invierno y debemos hacer una puesta a punto de nuestros sistemas de calefacción. Si usas chimeneas o estufas , aparte de abastecerte del combustible necesario antes de que empiece el frío, debes revisar el correcto estado de toda la instalación.

Uno de los puntos que muchas veces se obvia es el de tener en buen estado el cristal de la chimenea o de la estufa.

cristalroto Si el cristal está dañado, sustituyelo antes de encender la estufa

Son cristales especiales que soportan hasta 800 º C y deben estar en perfectas condiciones por seguridad. No debe estar roto ni agrietado. Si esto ha ocurrido debemos reemplazarlo.

En primer lugar, debemos medir el tamaño de cristal que necesitamos.  En el caso de que se haya roto, debemos medir alrededor de la ubicación donde estaba insertado y quitar 5 mm de la altura y anchura obtenida para asegurarnos que el cristal entrará en el espacio. En el siguiente enlace puedes ver  las  medidas de los cristales de las principales marcas y modelos y comprarlo directamente: ver vidrios por marca

Para cambiarlo, debemos quitar los tornillos que sujetan el cristal de la puerta de la chimenea y desplazar el cristal a sustituir con mucho cuidado (mejor usar guantes)

Captura de pantalla 2016-08-29 a la(s) 12.35.06

Es recomendable cambiar las juntas de estanqueidad (la cinta adhesiva que protege el cristal). Si hacemos esto debemos dejar un día completo sin encender la chimenea o la estufa para que seque correctamente.

Cuando instalemos el nuevo cristal las tuercas se deben ajustar delicadamente sin hacer demasiada presión para evitar roturas.

Los nuevos cristales para estufas tienen la opción de incluir un tratamiento de auto-limpieza similar al de los hornos. La cara exterior del cristal opuesta al fuego se trata químicamente para retener la radiación y mantenerse a una temperatura más alta con el objeto de reducir la adherencia del hollín, haciendo que el cristal se mantenga más limpio.

Deja un comentario